Navega rápidamente por el índice del contenido



Riego automático por microdifusión

 

El sistema de riego por microdifusión se usa para regar semilleros, huertos, invernaderos y zonas pequeñas o estrechas del jardín.

Consiste en una red de tuberías con microdifusores que tiene un orificio de pequeño diámetro por el que sale el agua a presión distribuyéndose en gotas muy finas, en forma nebulizada.

La microdifusión, al igual que el riego por goteo, tiene la ventaja de necesitar presiones de agua bajas para trabajar. Sin embargo, los microdifusores son delicados y debemos tener cuidado con no pisarlos ni golpearlos con herramientas y maquinaria de jardinería ya que normalmente se suele dejar la tubería de riego en superficie.