Navega rápidamente por el índice del contenido



Podar bambú

 foto de bambu negro

Los bambús necesitan podas de mantenimiento anuales, si bien, cabe distinguir distintas necesidades de poda entre bambús de porte alto, bambús de porte medio a bajo y bambús de porte bajo tapizantes.

 

Bambús de porte alto. Pertenecen a este grupo todos los bambús que destacan principalmente por sus cañas elevadas que adquieren más de 1,5 ó 2 metros de alto.

Los bambús de porte alto precisan una poda de mantenimiento a finales del invierno que consiste en recortar por la base las cañas viejas, delgadas o dañadas, así como las que han nacido demasiado juntas. Se eliminarán además las hojas y ramas marchitas.

Si se desea crear un seto vegetal con bambús de porte alto se cortarán las ramas a la altura máxima que se desee para el seto. Las cañas nuevas no se deberán recortar hasta que no estén totalmente formadas y hayan comenzado a formar ramas y follaje, lo cual ocurre entre junio y julio. Cuando se corta una caña, ésta ya no crecerá más en altura, pero desarrollará más ramas laterales y un follaje más frondoso.

Si se desea resaltar el colorido y decoración de las cañas, se pueden eliminar las ramas laterales inferiores.

 

Bambús de porte medio a bajo. Pertenecen a este grupo los bambús que destacan principalmente por su follaje y que no suelen superar 1,5 metros de alto, pero tampoco son tapizantes.

Los bambús de porte medio a bajo necesitan renovar su follaje y deshacerse de las hojas secas que afean su aspecto. Para ello, conviene realizar al menos una poda anual, a finales del invierno, aunque la planta estará más atractiva y frondosa si se poda también en Agosto. La poda de finales de invierno consiste en recortar las cañas a un tercio, además de eliminar cañas y hojas deterioradas. El resto de podas pueden ser más ligeras.

Si se desea crear una bordura o seto bajo, se recortarán las ramas a la altura deseada favoreciendo así un desarrollo más frondoso.

 


Bambús de porte bajo o tapizantes. Pertenecen a este grupo los bambús que alcanzan una altura entre 0,30-1 metro, aproximadamente, siendo cultivados como tapizantes en zonas de relleno e incluso sustituyendo al césped.

Los bambús tapizantes necesitan podas frecuentes, entre una y cuatro veces al año, dependiendo de si se desean mantener como seto bajo o como sustitutos del césped. Esto es debido a que estos bambús son atractivos principalmente por sus hojas, las cuales se secan durante el invierno. Al podarlos se eliminan las hojas marchitas y se estimula el desarrollo de nuevo follaje, manteniendo el bambú atractivo y decorativo.

Se debe realizar una poda fuerte a finales del invierno, cortando todas las cañas a dos palmos del suelo. Esta poda se puede realizar manualmente o con un cortasetos eléctrico. Durante la primavera y especialmente en el mes de Agosto, conviene realizar nuevas podas de mantenimiento más ligeras, recortando las cañas a un tercio aproximadamente, además de eliminar cañas y hojas deterioradas.

 

Topiaria con bambús

Algunos bambús admiten muy bien la poda artística o topiaria, resultando especialmente decorativos.

Una forma de topiaria habitual en bambús es la forma de bola o pagoda. Se debe esperar a que se desarrollen por completo una o varias cañas gruesas. Se despejará la caña hasta la altura donde se quiera formar la copa, eliminando todas las ramas que se hayan formado por debajo. Las ramas que van a constituir la bola se irán formando y reforzando recortándolas a la mitad y eliminando las ramas que no interesen para permitir que se genere una estructura frondosa en forma de bola.