Navega rápidamente por el índice del contenido



Plagas y enfermedades

 

En el mercado se venden numerosos fungicidas y pesticidas "milagrosos" para todo tipo de plagas y enfermedades. Estos productos químicos contaminan el agua y la tierra, además de destruir a numerosos organismos beneficiosos, por lo que en Jardineros en Acción siempre recomendaremos fungicidas y pesticidas orgánicos.

En todo caso, la mejor solución para las plagas y enfermedades del jardín es la prevención mediante el mantenimiento de un jardín fuerte y resistente, para lo cual es recomendable:

 

  • Cultivar una gran diversidad de plantas y elegir especies resistentes al clima y al suelo del jardín.

 

  • Contar con insectos y animales beneficiosos para el jardín de forma que consigamos generar un equilibrio natural. Conocer y reconocer bien a los insectos y animales beneficiosos es de gran utilidad tanto para intentar atraerlos a nuestro jardín como para evitar dañarlos. Los fertilizantes químicos, así como los pesticidas y fungicidas, destruyen a muchos insectos y animales beneficiosos para el jardín y destruyen el equilibrio natural.

 

  • Remover con frecuencia la tierra para sacar a la superficie insectos dañinos y ponerlos a disposición de los pájaros u otros depredadores. Muchos de los insectos dañinos que pueden convertirse en plaga viven en el suelo. Bastará con remover la tierra ligeramente con una azada.  

 

  • Mantener el jardín limpio evitando dejar desechos y desperdicios de plantas.

 

  • Mantener el invernadero limpio y utilizar preferiblemente macetas de plástico para la germinación de semillas dado que en los poros de las macetas de madera o arcilla pueden refugiarse plagas con facilidad.

 

  • Realizar control y vigilancia frecuente del jardín, principalmente durante la primavera y el verano, épocas en las que un control diario puede evitar que una plaga se extienda.

     

 

Es posible que tras poner en práctica los sistemas de prevención mencionados, surjan algunas plagas y enfermedades que debamos tratar y controlar adecuadamente para evitar graves perjuicios en el jardín.

El primer paso es reconocer los insectos dañinos y las enfermedades más comunes. Existen sencillas técnicas manuales para eliminar insectos dañinos y acabar con algunas enfermedades, pero si finalmente siguen siendo un problema, contamos con pesticidas y fungicidas orgánicos para terminar de erradicarlos, tal y cómo puedes consultar en las siguientes secciones:
 



Plagas principales y su tratamiento
Otras plagas en el jardín
Enfermedades del jardín y su tratamiento