Navega rápidamente por el índice del contenido



Piscinas naturales

 

Foto de piscina natural

Piscina natural integrada en un jardín - Fotografía de Enricoslasheric

 

 

Las piscinas naturales son piscinas ecológicas que reproducen un micro-ecosistema con una zona de baño (80%) y una zona de regeneración del agua (20%), donde plantas y micro-organismos realizan la limpieza del agua sin necesidad de aplicar productos químicos ni cloro. Ambas zonas se pueden separar a través de un muro.

Cada piscina naturalizada se diseña de forma personalizada adaptándola al entorno y al gusto de los propietarios. En jardines pequeños es posible construir piscinas naturales pequeñas colocando la zona de regeneración en vertical, de forma que quite menos espacio.

Para la zona de regeneración del agua, es conveniente elegir plantas adecuadas al clima y tierra del jardín, un aspecto muy importante para la creación de este tipo de piscinas. También es fundamental analizar bien los espacios de regeneración necesarios para preservar la supervivencia de plantas y micro-organismos regeneradores.

Para evitar daños por heladas en los climas más fríos se utilizan sistemas de calefacción por placas solares o suelo radiante capaces de mantener la temperatura del agua en valores adecuados para evitar la congelación de las plantas.
 

La construcción de una biopiscina puede resultar más económica que la de una piscina convencional pero será en el coste de mantenimiento donde se obtenga un ahorro importante respecto a las piscinas convencionales.