Navega rápidamente por el índice del contenido



 

Piscinas de madera

 

Las piscinas de madera ofrecen la posibilidad de elegir entre instalar la piscina por encima del suelo, semi-enterrada o enterrada por completo. En el primer caso no será necesario realizar obra. En el caso de instalación semi-enterrada o enterrada por completo habrá que realizar excavación y análisis de suelo como si se tratara de una piscina de acero u hormigón, siendo necesario un terreno estable oxigenado y con buena proporción de arena.

El precio de una piscina de madera es más bajo que las de acero y hormigón, y también más barata que una piscina prefabricada de poliéster si se trata de una piscina de madera instalada por encima del suelo.

Las piscinas de madera incluyen sistemas de depuración y filtros propios para su mantenimiento.

Sin embargo, las piscinas de madera ofrecen poca durabilidad, alrededor de 10 años si son de madera de pino y algo más si se utiliza madera de roble, aunque ésta aumentará el precio. Para mejorar la durabilidad de las piscinas de madera en el mercado se ofrecen opciones que combinan madera con liner. 

En el mercado existen gran variedad de modelos en piscinas de madera pero se debe valorar bien la calidad de las maderas. Las maderas de poca calidad resultan más económicas pero pueden darnos muchos problemas y muy poca durabilidad. Los diseños redondos u octogonales son los más habituales y el coste de formas más alargadas se incrementa considerablemente.