Navega rápidamente por el índice del contenido



Muebles de jardín

 

En función del uso que se dé al jardín y de las necesidades de sus propietarios, se debe decidir qué elementos de mobiliario incorporar al jardín.

Debemos valorar si el mobiliario permanecerá en el jardín todo el año o sólo se utilizará ocasionalmente o durante algunos meses. El mobiliario permanente deberá ser sólido y tener unas proporciones y estilo adecuados al entorno. El mobiliario temporal debe resultar más ligero y fácil de mover y guardar. Se trate de mobiliario permanente o temporal, éste debe resultar cómodo para el uso que se haga de él.

Todos los elementos de mobiliario de tu jardín, sillas, mesas, hamacas, tumbonas, bancos…, deben ser prácticos, adecuados a tu estilo de vida y armonizar con el estilo del jardín y de la vivienda. El mobiliario permanente puede convertirse en un punto focal del jardín. El mobiliario temporal también debe realizar su aportación a la estética del jardín.

Si se quiere aprovechar el espacio al máximo y optimizar la homogeneidad del diseño, se puede incorporar el mobiliario a la propia estructura del jardín. Las estructuras principales como paredes, losas o bordes elevados, columnas…, pueden adaptarse para servir a su vez de asiento, de espacio donde situar macetas, de mesa…

 

Opciones en el mercado

 

Se pueden encontrar muebles de madera, metal, plástico, ratán…, así como muebles de colores variados que aportarán diferentes sensaciones al jardín y se adaptarán mejor a unos estilos de jardín que a otros.