Navega rápidamente por el índice del contenido



Montar un huerto en terraza 

 

¿Dispones de una terraza o balcón en casa y te atrae la idea de crear tu propio huerto en casa?

Los huertos urbanos y los huertos en terraza se han puesto de moda en nuestras ciudades ya que, además de proporcionarnos alimentos sanos y sabrosos, un pequeño huertito en casa nos entretiene, nos relaja y nos aleja del estrés de nuestra vida cotidiana.

Para crear nuestro huerto en la terraza debemos seguir una serie de pasos en los que siempre debemos tener en cuenta las diferencias entre un huerto tradicional y el huerto en una terraza:

 

1º paso - Elegir ubicación: Si podemos elegir, debemos escoger una orientación soleada y luminosa para establecer el huerto. En las zonas de veranos calurosos podemos colocar algún toldo o elemento protector contra el sol y el calor en las horas centrales del día.

 

2º paso – Planificar el sistema de riego: Un huerto en terraza exige riegos diarios durante el verano, época seca de mayor crecimiento de las hortalizas, lo que hace conveniente disponer de un grifo en la terraza que nos facilite el acceso al agua. La instalación de un sistema de riego automático puede ser interesante para podernos despreocupar del riego, especialmente en estas fechas de vacaciones.

 

3º paso – Escoger recipientes adecuados: Existen muchos contenedores para el huerto en terraza, jardineras, macetas, mesas de cultivo…, e incluso podemos utilizar recipientes reciclados. Lo más importante es que resulten fáciles de transportar, que sean ligeros para no sobrecargar la estructura del edificio y que permitan un buen drenaje para eliminar el exceso de agua de lluvia o de riego.

Además, trataremos de que los contenedores tengan el mayor volumen posible para permitir un mayor crecimiento de las raíces. Para ello no necesariamente tenemos que buscar contenedores profundos ya que existen jardineras bajas y anchas donde las raíces pueden extenderse horizontalmente.

 

4º paso – Conseguir un buen sustrato de cultivo: Las hortalizas necesitan un sustrato rico en nutrientes para crecer y dar cosecha. Si además las hortalizas se cultivan en recipientes, necesitaremos un sustrato ligero pero que retenga bien el agua y los nutrientes.

El sustrato utilizado para el cultivo es de gran importancia y puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso. Por ello, no podemos emplear cualquier tierra vegetal o sustrato para plantas ornamentales. Lo más adecuado para el huerto en terraza es preparar mezclas con los sustratos disponibles en el mercado.

 

Algunas mezclas de sustrato que dan buenos resultados en el huerto en terraza son:

  • 66% de sustrato universal con 33% de estiércol de caballo comportado
  • 60% de fibra de coco con 40% de humus de lombriz
  • 50% de corteza comportada, 30% de gallinaza con serrín comportada y 20% de turba rubia


 

Una vez preparado nuestro huerto en terraza, podemos elegir las hortalizas que queremos cultivar y comenzar la siembra.