Navega rápidamente por el índice del contenido



 

Jardín Mediterráneo

 

Es un jardín cálido y seco basado en la vegetación predominante en todo el área mediterránea, resistente a la sequía y de fácil mantenimiento. El jardín mediterráneo está diseñado para ser utilizado protegiéndose del calor en sus frescas sombras y disfrutando de sus olorosas plantas aromáticas.

 

Jardin de estilo mediterraneo

 

Los elementos clave en un jardín mediterráneo son:

 

Árboles mediterráneos que generen sombra. Principalmente el pino piñonero o el pino silvestre, ambos de copa globosa. Como complemento al pino se pueden plantar árboles o arbustos como encinas, alcornoques, laurel, durillo, adelfas..

 

Árboles frutales mediterráneos. El olivo, el naranjo, el madroño o el granado aportarán al jardín una clara esencia mediterránea.

 

Espacios de rocalla con plantas aromáticas. Los espacios de rocalla con arena, piedras y plantas aromáticas como jara, romero, lavanda o tomillo, cubrirán las zonas de espacio libre aportando al jardín mediterráneo su olor y textura característicos.

 

Color blanco en los elementos estructurales. Se utiliza el color blanco en paredes, muros y otras grandes estructuras para generar sensación de luz y frescor al jardín.

 

Colores alegres e intensos en los detalles. En este estilo de jardines es habitual el uso de plantas con flores de colores intensos, como la adelfa, así como de elementos decorativos coloridos; tiestos de cerámica o terracota de los más variados colores, pavimentos de cerámica con mosaicos y dibujos atractivos, tejas para los tejados de la casa y otras estructuras… Todos estos elementos aportan fuerza, pasión y viveza al jardín mediterráneo.