Navega rápidamente por el índice del contenido



Invernaderos

 foto de invernadero de jardín

El invernadero es una estructura que permite aislar y proteger a las plantas del frío permitiendo cultivar plantas de climas cálidos en climas más fríos.

El invernadero se puede utilizar para que las plantas estén protegidas durante ciertos períodos, como los meses más fríos del año, durante sus primeros años de desarrollo, mientras se realiza la propagación de nuevas plantas, etc. Pero además, el invernadero se puede utilizar para crear jardines protegidos durante todo el año, por ejemplo, para un jardín tropical permanente en climas templados.

También es habitual la utilización de invernaderos para la producción de hortalizas, una opción que nos permite adelantar la siembra de las especies que necesitan calor. Sin embargo, debemos tener en cuenta que las plantas que crecen en invernadero, al estar aisladas del ecosistema que las rodea, son menos nutritivas y tienen menos sabor que si se desarrollan al aire libre.

Nosotros mismos podemos construir un invernadero sencillo utilizando tubos de hierro y plástico de polietileno tensado.

 Invernadero casero huerto

Pero, por supuesto, en los centros de jardinería podemos encontrar invernaderos prefabricados más o menos sofisticados y de distintos tamaños.

Es importante elegir una buena ubicación para el invernadero, debe ser un lugar protegido del norte, soleado y orientado al sur. Si colocamos el invernadero junto a un seto o un muro alto que lo proteja del viento y los fríos del lado norte, el invernadero resultará mucho más eficaz en invierno.

Por otra parte, al cultivar plantas en invernadero debemos tener en cuenta parámetros como el efecto invernadero, la inversión térmica, las necesidades de ventilación, la calefacción, los problemas de polinización y las plagas y enfermedades excepcionales que pueden sufrir las plantas al estar en un ambiente cerrado.