Navega rápidamente por el índice del contenido



Cuidado de las herramientas

 

Las herramientas deben guardarse en un cobertizo o caseta de jardín después de haber sido limpiados, y mantenerse ordenadas y disponibles para cuando necesitan ser utilizadas.

Después de su uso, las herramientas metálicas se deben lavar con agua para limpiar la tierra pegada y posteriormente secarse bien con un trapo.

 

Foto de azada para labores de jardineria

 

Si la herramienta es de acero de carbono, necesita limpiarse con un paño humedecido con aceite para evitar que se oxide.

Las tijeras de podar deben mojarse con lubricante o limpiador multiusos para eliminar restos de resina u otra suciedad.

Además, para mantener las herramientas en perfecto estado, con cierta frecuencia conviene afilar y engrasar las tijeras y otras herramientas de poda. También es aconsejable repasar los palos y mangos de madera, limándolos y protegiéndolos con una capa de aceite de linaza.