Navega rápidamente por el índice del contenido



Aireado del césped

 

El aireado del césped consiste en agujerear el suelo rompiendo compactaciones superficiales y creando poros gruesos que aseguren la ventilación del suelo. Para que el aireado sea eficaz se deben crear al menos 400 agujeros/m2.

 

¿Cómo realizar el aireado?. El aireado se realiza pinchando el suelo con herramientas o maquinaria adecuada como:

  Horca de mano con 4-6 púas. Recorremos el césped pinchando el suelo a intervalos regulares. Las púas irán formando agujeros sobre el suelo del césped. Es una herramienta lenta que sólo nos sirve para un césped de tamaño pequeño.

  Horca de mano con púas huecas. Recorremos el césped pinchando el suelo a intervalos regulares. Las púas irán extrayendo taquitos o tapones de tierra de unos 10cm. Es una herramienta lenta, pero más efectivo que las horcas de púas normales.

  Rulo de púas. Recorremos el césped rodando por el suelo un rulo con pinchos soldados que de forma bastante rápida, agujerearán el suelo del césped. Esta herramienta además de económica, resulta eficaz para el aireado de céspedes de tamaño medio y grande.

  Máquina aireadora. Se trata de grandes máquinas profesionales que extraen taquitos o bocados de tierra por todo el suelo del césped de forma rápida, fácil y cómoda.

 

¿Cuándo realizar el aireado?. El aireado del césped debe realizarse al menos una vez al año, preferiblemente en primavera. Los suelos de textura arcillosa, suelos compactados, requieren varios aireados cada año. Podemos realizar el resto de aireados desde primavera hasta principios de otoño.

Para un buen resultado, la tierra debe estar en estado de tempero, es decir, ni muy húmeda, ni muy seca.